martes, 28 de octubre de 2008

La Paz Positiva Y Paz Negativa

Paz: paz no es lo contrario de la guerra sino la ausencia de violencia estructural, la armonía del ser humano consigo mismo, con los demás y con la naturaleza. La paz no es una meta utópica, es un proceso. No supone un rechazo del conflicto, al contrario. Los conflictos hay que aprender a afrontarlos y a resolverlos de forma pacífica y justa.
Hablar de "Paz" nos conduce inevitablemente al nombre de uno de los personajes que más han contribuído a la conceptualización de este término en los últimos 30 años: Johan Galtung. El mencionado politólogo - proveniente de Noruega - ha desarrollado toda una vida al aporte de la "paz verdadera", y que le hecho merecedor en el año 1987 el Premio Nobel Paz Alternativo y en 1993 fue galardonado con el premio Gandhi por ser un activista por la paz de gran impacto a nivel mundial. De su extensa obra -más de 50 libros y miles de artículos y conferencias sobre la paz- su libro “Peace by Peaceful Means” (Paz por medios pacíficos) expone entre otros conceptos el de “la paz negativa y paz positiva”.
Paz negativa es la concepción predominante en occidente, pone el énfasis en la ausencia de guerra, de violencia directa (agresión física. La paz sería simplemente la "no-guerra", consistiría en evitar los conflictos armados.
La paz negativa es latente en nuestras sociedades de forma peligrosa e incidiosa debido a que no somos capaces de diferenciarla correctamente de la paz positiva. La paz negativa convive silenciosamente entre nosotros y se da, por ejemplo,cuando en nuestros hogares permitimos de forma tácita el abuso y opresión por parte de padres violentos o cuando callamos y somos indiferentes ante el abuso que es sometidoaquel pobre niño trabajador que pulula en las esquinas en búsqueda de unas escasas moneadas que paliarán su hambre y que aún en su situación de miseria, no somos capaces de hacer algo para cambiar la realidad de ese niño. Cuando en la periferia de nuestras ciudadaes dejamos que recursos tan elementales como el agua y demás servicios básicos se vean condicionados a la entrega de altas sumas de dinero, ocasionando que contradictoriamente sea el que menos tiene el que pague más por el servicio. Cuando permitimos que la corrupción empiece a ascender peligrosamente en las instituciones estatales y de forma tácita la aceptamos y convivimos con ella, cuando se pierde esa capacidad de indignación ante casos de injusticia.
Paz positiva supone un nivel reducido de violencia directa y un nivel elevado de justicia. Se persigue la armonía social, la igualdad, la justicia y, por tanto, el cambio radical de la sociedad.
La Paz positiva por otra parte, nos lleva al estado más puro de una sociedad perfeccionista. Un encuentro perfecto de un mundo en el cual la igualdad se convierte en la ópera prima para articular la discusión que fortalece todos los lazos democráticos de una sociedad que se siente ordenada y justa. Puede parecer una utopía en el convulsionado mundo en el que vivimos, pero ha de ser un objetivo que se puede alcanzar. Se deja de lado totalmente ese deseo ambicioso de buscar todo para el "yo personal" y se reformula un nuevo concepto de pertenencia a la sociedad en la cual las personas tienen que buscar intereses y puntos de encuentro comunes que sirvan de partida para inciar el progreso juntos. La paz positiva no involucra renunciar a los desacuerdos presentes, involucra encontrar un nuevo compromiso en el método en el cual resolvemos esos conflictos, aplicando un elevado concepto de justicia.

Lamentablemente parece ser que América Latina y el mundo Occidental en general se encuentran inmersos en este dificil proceso de "Paz Negativa" que no acabará hasta que seamos concientes que son más los lazos que nos unenen como hermanos, que aquellos que nos dividen. Que no somos diferentes por ser más claros o más oscuros, por ser católicos o musulmanes, por ser hombre o mujer, por ser grande o pequeño. Existe un principio de igualdad que es necesario que desarrollemos urgentemente para encontrar el norte que nos guíe al encuentro de todos como una sociedad integrada.

Detalles de Interés + Canción del Día:


7 comentarios:

José Carlos Agüero dijo...

Quizá convenga agregar al debate el término "cultura de paz".

Aunque la cooperación internacional ha enfatizado sobre todo la prevención de crisis y la transformación de conflictos como herramientas para trabajar estos temas, complementar este enfoque con el de promoción del bienestar y expresión de las libertades, en el enfoque de Sen, podría ser interesante.

Un saludo, gracias por enlazarme y suerte también con tu blog¡

Felipillo dijo...

Estimado José Carlos:

Muchas gracias por tu comentario y tus buenos deseos para este blog que está empezando a surgir.

Efectivamente, el término "cultura de paz" es el referente que engloba el desarrollo del concepto de paz positiva y paz negativa. Muchas gracias por hacer mención el enfoque de Sen, quien revoluciona totalmente la idea económica que la riqueza no es el indicador perfecto y único para determinar en qué medida un Estado debe apoyar económicamente a sus miembros, propone el enfoque por el desarrollo de las libertades y capacidades.

Te reitero mi agradecimiento y espero en un futuro no muy lejano escribir un post sobre Amartya Sen y cómo su propuesta puede ser adaptada en el Perú.

Anónimo dijo...

Ah¿?¿?¿¿?' no entiendo nda!..

Anónimo dijo...

muy buen texto gracias

Anónimo dijo...

que buena pagina

Anónimo dijo...

Graxia xoxe me has ayyudado pa mi examen xvr lokOo

Anónimo dijo...

mostro

Publicar un comentario